Cliquea las entradas para ver y hacer comentarios y/o compartirlas

“Todas las felicidades familiares se parecen, pero cada infortunio tiene su aspecto particular.”, de Anna Karenina (comentado).

“Todas las felicidades familiares se parecen, pero cada infortunio tiene su aspecto particular.”, de Anna Karenina (comentado).

alfa centauri

(Imagen de Alfa Centauri)

“Todas las felicidades familiares se parecen, pero cada infortunio tiene su aspecto particular.” (Anna Karenina, de León Tolstoi).

 

Hace poco, un lector de Topazul se quejó de que antes se entretenía mucho leyendo estas publicaciones, pero que ahora ellas se habían puesto “algo” aburridas. Traté de pensar qué podría haber variado en el blog que causaba esta decepción en este particular miembro de su audiencia. Concluí que tal vez extrañaba el pequeño sello personal en la forma de unas palabras de quien les escribe. Y por eso, he decidido comentar la citada frase: “Todas las felicidades familiares se parecen, pero cada infortunio tiene su aspecto particular.” Esta oración nos lleva a pensar que la felicidad familiar siempre tiene -y en forma copulativa- elementos de amor, apego seguro, y relaciones parentales y conyugales sanas, lo que estadísticamente es más difícil de encontrar al cimentarse en un estándar alto que exige que cada miembro de la familia interactúe con las demás personas que constituyen su unidad familiar en este, sino bueno, óptimo relacional. En cambio, para sufrir el infortunio familiar, basta la existencia de al menos una de las tantas causas que alteran las expectativas conyugales y parentales de un hogar: enfermedad, muerte, maltrato, desamor, abuso, etc., etc.

Quise hablar de esto porque pienso que  Tolstoi eligió a Anna Karenina y a Lievin como personajes complementarios a nivel de energías. Anna busca la felicidad en un amor sensual que la hace abandonar no sólo su prestigioso puesto social, sino a su querido hijo. Lievin encuentra la felicidad al pretender imprimir el bien en sus actos. Todos conocemos el amargo desenlace de las opciones de Anna en su vida y en la de sus seres más queridos. Ello no implica una crítica ni un rechazo míos a la búsqueda del amor sexual por parte de la mujer. En efecto, nunca entendí por qué Anna no optó por el divorcio, cuando éste era una alternativa viable para ella, ni por qué se empecinó hasta cierto punto en su “falsa posición”, como señala tantas veces Tolstoi. La crítica legítima a Anna es no esforzarse por resolver su problema romántico de manera saludable. Tal vez ello le habría hecho ver antes de embarcarse en su aventura extramatrimonial las debilidades de Vronski, quien para mí no es el prototipo de la virilidad en los arquetipos conque idealizo al “eterno masculino”. Vronski no la protegió ni remotamente del modo que ella necesitaba. No fue una pareja que la impulsare a mirarse hacia dentro ni a trabajar sus emociones negativas. El punto central que habría cambiado hasta la trama del libro, según yo, es que Anna no estaba enamorada de su marido, y no era necesario que apareciera un tercero para tomar la decisión de abandonarlo. Hay una especie de miopía en ella: se enamora de Vronski porque él satisface parte de sus necesidades como mujer. No obstante, a mi juicio la mujer evolucionada, la que se preocupa seriamente de su bienestar, ha de mirar más hondo y más allá dentro de sí: sus necesidades femeninas exceden el tipo de compañero sexual que tenga o no. Debe haber una mirada al ser luminoso, único e irrepetible que hay en cada uno de nosotros. Conocerse a sí mismo, como diría Sócrates…

 

 

“Such a charming man”, de Pride and prejudice, de Jane Austen

“Such a charming man”, de Pride and prejudice, de Jane Austen

mrs bennet

“When her mother  went up to her dressing-room at night, she followed her, and made the important communication. Its effect was most extraordinary; for on first hearing it, Mrs, Bennet sat quite still, and unable to utter a syllable. Nor was it under many, many minutes, that she could comprehend what she heard; though not in general backward to credit what was for the advantage of her family, or that came in the shape of a lover to any of them. She began at length to recover, to fidget about in her chair, get up, sit down again, wonder, and bless herself.

‘Good gracious! Lord bless me! only think! dear me! Mr. Darcy! Who would have thought it! And is it really true? Oh! my sweetest Lizzy! how rich and great you will be! What pin-money, what jewels, what carriages you will have! Jane’s nothing to it -nothing at all. I am so pleased, so happy. Such a a charming man! -so handsome! so tall!- (…)”

Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez

Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez

platero

“Mira Platero, qué de rosas caen por todas partes: rosas azules, rosas blancas, sin color… Diríase que el cielo se deshace en rosas. Mira cómo se me llenan de rosas la frente, los hombros, las manos… ¿Qué haré yo con tantas rosas?” (Ángelus)

Y Ud., ¿qué haría?

Y Ud., ¿qué haría?

humor paula

Amparar doncellas

Amparar doncellas

 

“(…) amparar doncellas, de aquellas que andaban con sus azotes y palafrenes, y con toda su virginidad a cuestas, de monte en monte y de valle en valle; que si no era que algún follón o algún villano de hacha y capelina, o algún descomunal gigante las forzaba, doncella hubo en los pasados tiempos que, al cabo de ochenta años, que en todos ellos no durmió un día debajo de tejado, se fue tan entera a la sepultura como la madre que la había parido.”

Extraído del Quijote, de Cervantes, capítulo IX.

la doncella

Imagen de  película “La fuente de la doncella”, de Bergman.

La Historia

La Historia

Éste sería un poema a la historia, encontrado según yo en el capítulo IX del Quijote, de Cervantes:

“La historia,

hija de la verdad …

émula del tiempo,

depósito de la acciones,

testigo de lo pasado,

ejemplo y aviso de lo presente,

advertencia de lo por venir.”

El Quijote Capítulo IX Fin de la batalla con el vizcaíno

El Quijote Capítulo IX Fin de la batalla con el vizcaíno

Las doncellas

“(…) amparar doncellas, de aquellas que andaban con sus azotes y palafrenes, y con toda su virginidad a cuestas, de monte en monte y de valle en valle; que si no era que algún follón o algún villano de hacha y capelina, o algún descomunal gigante las forzaba, doncella hubo en los pasados tiempos que, al cabo de ochenta años, que en todos ellos no durmió un día debajo de tejado, se fue tan entera a la sepultura como la madre que la había parido.”

La batalla con el Vizcaíno , “A tiro de ballesta”

“(…) la mula del Vizcaíno tan al vivo, que estaba mostrando ser de alquiler a tiro de ballesta.”

COMENTARIO: ¿El origen del tan manido “al tiro” en Chile?

hombre con ballesta

Las historias

“Ninguna es mala como sea verdadera.”.

“Si a ésta se le puede poner alguna objeción cerca de su verdad, no podrá ser otra sino haber sido su autor arábigo, siendo muy propio de los de aquella nación ser mentirosos; aunque, por ser tan nuestros enemigos, antes se puede entender haber quedado falta en ella que demasiado. Y ansí me parece a mí, pues, cuando pudiera y debiera estender la pluma en las alabanzas a tan buen caballero, parece que de industria las pasa en silencio; cosa mal hecha y peor pensada, habiendo y debiendo ser los historiadores puntuales, verdaderos y no nada apasionados, y que ni el interés ni el miedo, el rancor ni la afición, no les hagan torcer del camino de la verdad, cuya madre es la historia, émula del tiempo, depósito de la acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo por venir.”

Poesía implícita:

“La historia,

hija de la verdad …

émula del tiempo,

depósito de la acciones,

testigo de lo pasado,

ejemplo y aviso de lo presente,

advertencia de lo por venir.”

 

El comentario respecto de los árabes debe apreciarse en el contexto. En esa época, en España se les reconocía como enemigos.

 

El Quijote Capítulo VIII La aventura de los molinos

El Quijote Capítulo VIII La aventura de los molinos

quijote molinos 4

 

“Es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.”.

“-¡Válame Dios! -dijo Sancho-. ¿No le dije yo a vuestra merced que mirase bien lo que hacía, que no eran sino molinos de viento, y no lo podía ignorar sino quien llevase otros tales en la cabeza?

-Calla, amigo Sancho -respondió don Quijote-; que las cosas de guerra, más que otras, están sujetas a continua mudanza (…)”.

 

“Y en tanto que él iba de aquella manera menudeando tragos, no se le acordaba de ninguna promesa que su amo le hubiera hecho, ni tenía por ningún trabajo, sino por mucho descanso, andar buscando las aventuras, por peligrosas que fuesen.”.

“(…) en lo que tocare a defender mi persona no tendré mucha cuenta con esas leyes, pues las divinas y humanas permiten que cada uno se defienda de quien quisiere agraviarle.”

 

sancho panza

 

“-Para conmigo no hay palabras blandas; que ya yo os conozco, fementida canalla -dijo don Quijote.”

El Vizcaíno: “-¿Yo no caballero? Juro a Dios tan mientes como cristiano. Si lanza arrojas y espada sacas, el agua cuán  presto verás que al gato llevas.”.

Llevar el gato al agua= Averiguar quién puede más.

El Quijote Capítulo VII: la segunda salida

El Quijote Capítulo VII: la segunda salida

quijote y sancho Picasso

“Pagan a las veces justos por pecadores”. Cervantes lo cita como un refrán ya existente en esa época.

“Artes y letras”. Frestón, el sabio encantador sabía por sus artes y sus letras que Don Quijote habría de venir.

Buscar pan de trastigo: Buscar ocasión de enojo con demasías imposibles.

“No irse por el mundo a buscar pan de trastigo, sin considerar que muchos van por lana y vuelven tresquilados”.

Arribo de Sancho: “En este tiempo solicitó don Quijote a un labrador vecino suyo, hombre de bien (si es que este título se puede dar al que es pobre), pero de muy poca sal en la mollera.”.

Oíslo: mujer, esposa

 

El Quijote, Capítulo VI

El Quijote, Capítulo VI

escrutinio de libros 3

PRIMERA PARTE: Expresiones

1. “Cosa de misterio”, bella expresión usada por el Cura al darse cuenta que el primer libro tomado es  “Los cuatro de Amadís de Gaula”.

2. “No le ha de valer al hijo la bondad del padre”

3. “Tras la cruz está el diablo”.

4. Sobre la traducción de la poesía:  ” (…) le quitó mucho de su natural valor, y lo mesmo harán todos aquéllos que los libros de verso quisieren volver en otra lengua; que, por mucho cuidado que pongan y habilidad que muestren, jamás llegarán al punto que ellos tienen en su primer nacimiento.”

5. “Término ultramarino” = Plazo largo.

6. “(…) hacerse poeta, que, según dicen, es enfermedad incurable y pegadiza” (se estima peor que caballero andante y pastor por la sobrina del Quijote).

7. “Nunca lo bueno fue mucho”.

8. Sobre Cervantes: “Es más versado en desdichas que en versos”.

SEGUNDA PARTE: Libros salvados del fuego

a) De caballería:

1. “Los cuatro de Amadís de Gaula”.

2. “Espejo de caballerías”.

3. “Palmerín de Inglaterra”.

4. “Don Belianís”.

5. “Tirante el Blanco”.

b) De poesía:

1. La Diana de Jorge de Montemayor

2. La Diana segunda, del Salmantino, de Gil Polo

3. Los diez libros de fortuna de amor, de Antonio Lofraso (se le considera el mejor y más único de su género).

4. El Pastor de Fílida

5. Tesoro de varias poesías, de Pedro Padilla

6. Cancionero de López Maldonado

7. La Galatea, de Miguel de Cervantes

8., 9. y 10. “Las más ricas prendas de poesía que tiene España”. Son “La Araucana”, de Alonso de Ercilla, “La Austríada”, de Juan Rufo, y “El Monserrate”, de Cristóbal de Virués.

11. “Las lágrimas de Angélica”, de Luis Barahona de Soto.

TERCERA PARTE: Libros condenados a la hoguera

a) De caballería:

1. Las Sergas de Esplandián

2. Amadís de Grecia y otros similares.

3. Don Olivante de Laura.

4. Florismarte de Hircania

5. El Caballero Platir

6. El Caballero de la Cruz

7. Palmerín de Oliva

8. El resto de los libros de caballería.

b) De poesía:

1. La Diana segunda, del Salmantino, de Alonso Pérez

2. El Pastor de Iberia

3. Ninfas de Henares

4. Desengaño de celos

escrutinio de libros