Cliquea las entradas para ver y hacer comentarios y/o compartirlas

El Quijote Capítulo VIII La aventura de los molinos

quijote molinos 4

 

“Es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.”.

“-¡Válame Dios! -dijo Sancho-. ¿No le dije yo a vuestra merced que mirase bien lo que hacía, que no eran sino molinos de viento, y no lo podía ignorar sino quien llevase otros tales en la cabeza?

-Calla, amigo Sancho -respondió don Quijote-; que las cosas de guerra, más que otras, están sujetas a continua mudanza (…)”.

 

“Y en tanto que él iba de aquella manera menudeando tragos, no se le acordaba de ninguna promesa que su amo le hubiera hecho, ni tenía por ningún trabajo, sino por mucho descanso, andar buscando las aventuras, por peligrosas que fuesen.”.

“(…) en lo que tocare a defender mi persona no tendré mucha cuenta con esas leyes, pues las divinas y humanas permiten que cada uno se defienda de quien quisiere agraviarle.”

 

sancho panza

 

“-Para conmigo no hay palabras blandas; que ya yo os conozco, fementida canalla -dijo don Quijote.”

El Vizcaíno: “-¿Yo no caballero? Juro a Dios tan mientes como cristiano. Si lanza arrojas y espada sacas, el agua cuán  presto verás que al gato llevas.”.

Llevar el gato al agua= Averiguar quién puede más.